LAS CERVEZAS DE

 

NAVIDAD

POR: VÍCTOR FAJER

Juez de Cervezas del Beer Judge Certification Program (BJCP)

Cicerone Certificado y Sommelier

Más que un estilo definido, las cervezas de Navidad son bebidas cuyo fin es reconfortarnos, evocando el espíritu de celebración y de renovación de propósitos que caracteriza a esta parte del año.

Estas cervezas tienen como denominador común la elaboración con maltas oscuras, una buena provisión de alcohol que va de 6% a 14%, y el hecho de ser especiadas. Son bebidas densas y abrigadoras, de esas que se antoja beber con la chimenea encendida.

También conocidas como Christmas Ales, Winter Ales, Winter Warmers o bières de Noël, las cervezas de Navidad suelen tener un estilo base que guía al maestro cervecero para lograr el color, cuerpo, contenido alcohólico y dulzor que definirá su producto. A dicho estilo base, de acuerdo a la tradición y/o gusto de cada casa cervecera, se le agregan productos como almendra, tejocote, guayaba, jengibre, canela, vainilla, clavo, frutos secos, anís y castañas, entre muchos más; que logran que estas cervezas nos recuerden a los fruit cakes, las posadas, el ponche, la cena navideña, la rosca de reyes, los turrones y el año nuevo.

como bien se imaginarán, la primera cerveza de Navidad no apareció tras colgar un calcetín la noche del 24 de diciembre y esperar el paso del trineo de Santa Clos. Su origen se remonta muchos siglos atrás a los países escandinavos. Con el transcurso del tiempo comenzaron a tener popularidad en toda Europa, particularmente en Bélgica y el Reino Unido. Justamente son alcohólicas, nutritivas y con un gran cuerpo, debido a que fueron pensadas para los crudos inviernos

europeos.

Un ejemplo de las antiguas cervezas de Navidad eran las “lambswool” (lana de cordero), elaboradas en Inglaterra durante la Edad Media y en cuya preparación se incluían manzanas rostizadas, jengibre, nuez moscada y miel. 

El nombre de lana de cordero proviene de la elevada cantidad de espuma que contenían y que se parecía a la lana de cordero.

Dos estilos, Old Ale y Barleywine, ha sido los más utilizados como la base para las cervezas de Navidad.

(...)