LAS CERVEZAS

 

DE ESPECIALIDAD

POR: VÍCTOR FAJER

Juez de Cervezas del Beer Judge Certification Program (BJCP)

Cicerone Certificado y Sommelier

IMPULSADAS EN GRAN MEDIDA POR EL MOVIMIENTO DE LA CERVEZA ARTESANAL, LAS CERVEZAS DE ESPECIALIDAD HAN ADQUIRIDO UNA PRESENCIA IMPORTANTE EN EL GUSTO DE LOS CONSUMIDORES. TE INVITO A QUE CONOZCAMOS UN POCO MÁS SOBRE ELLAS.

Se suele hablar de cervezas de especialidad cuando se experimenta con cervezas que son un ejemplo clásico de un estilo.

En estas cervezas, el maestro cervecero utiliza un estilo base, al cual agrega un ingrediente extra que el estilo clásico no contempla. Por ejemplo, una cerveza estilo Baltic Porter con cerezas. Otra posibilidad es que a la cerveza no se le agregue ningún ingrediente diferente, sino que sea sometida a un proceso original o novedoso; por ejemplo, una cerveza Stout Inglesa a la que se le agreguen lúpulos americanos o lactobacilos, para generar cerveza ácida. Lo importante en estas cervezas es que exista una armonía agradable y un equilibrio entre el estilo base de la cerveza y el ingrediente añadido o proceso modificado.

Veamos algunos tipos de cervezas de especialidad:

 

CERVEZAS CON FRUTAS: Cerezas, arándanos, zarzamoras, frambuesas, duraznos y manzanas son algunas de las frutas que, de manera más recurrente, son agregadas. En el caso de la cerveza artesanal mexicana, encontramos cervezas con xoconostle, tuna, tejocote y zapote, entre muchas otras frutas.

 

CERVEZAS CON ESPECIAS: Hierbas o vegetales; chile chipotle, jalapeño, café, chocolate, vainilla, nopal, jazmín, manzanilla, coriandro, clavo de olor y anís, entre muchos otros productos, son incorporados a la cerveza para incrementar la complejidad de aromas y sabores. En algunos casos también se busca volverlas más refrescantes y/o reforzar su perfil aromático, como suele ocurrir con las cervezas Stout y Porter, a las que se agrega café o chocolate.

 

CERVEZAS DE OTOÑO: Son cervezas creadas en Estados Unidos, cuya característica principal es evocar al otoño; la época de recolección de las cosechas y el Día de Acción de Gracias.

Son cervezas abrigadoras, es decir, con buen contenido alcohólico y con un perfil aromático decididamente marcado hacia las maltas; con aromas a café, chocolate y galleta como base. Una gran cantidad de cervezas de otoño emplea calabazas como un elemento de temporada y se les conoce como Pumpkin Ales. La adición de especias como jengibre, canela, pimienta gorda y nuez moscada, es un elemento importante en estas cervezas.